Maiaedhel

An old mystical being, still wandering on this world


Ask me anything   Submit

El Gran Rito

El Gran Rito no es más que la comunión Pagana. Pueden hacerlo en cualquier momento del ritual, algunos prefieren hacerlo antes del Trabajo, mientras que otros prefieren hacerlo después del Trabajo (paso 12 del circulo mágico).

Para llevar a cabo el Gran Rito, los Sumos Sacerdotes se colocan frente al Altar,
El Sumo Sacerdote llenara una Copa con vino, agua, jugo o lo que se desee, y la sostendrá en alto de rodillas frente a la Suma Sacerdotisa.

La Suma Sacerdotisa apunta a La Copa con su Athame y dice:

“de la semilla a la planta,
De la planta a la uva,
Y de la uva al vino,
Así como la Copa es la mujer…”

El Sumo Sacerdote responde:

“el Athame es el hombre…”

Al tiempo que dicen estas palabras, La Suma Sacerdotisa aproxima su Athame a La Copa, hasta que la hoja entre en contacto con el líquido. La Suma Sacerdotisa y El Sumo Sacerdote sienten el poder de los Dioses entrando en el líquido.

Ambos dicen:

“y ellos juntos son uno”

Después de retirar y limpiar la hoja del Athame, La Suma Sacerdotisa coje La Copa y la levanta saludando a los Dioses, bebe un poco, luego pasa La Copa al Sumo Sacerdote diciendo:

“que nunca tengas sed, Bendito seáis.”

A su vez El Sumo Sacerdote levanta La Copa, bebe y dice:

“que nunca tengas sed, Bendito seáis.”

El Sumo Sacerdote pasara La Copa a algunos de los presentes, este también alzara y beberá de La Copa y la pasara al siguiente integrante diciendo:

“que nunca tengas sed, Bendito seáis.”

Y así se hará hasta que el ultimo integrante beba, y La Copa vuelva a las manos de La Suma Sacerdotisa, ella beberá el ultimo sorbo, y la colocara boca abajo sobre el Altar junto con las ultimas gotas de liquido, para los Dioses.

Nota: si alguien no puede o no quiere beber de La Copa, se puede solo levantar y saludar a los Dioses, o introducir un dedo y llevárselo a los labios. Si no hay suficiente bebida en La Copa para todos, se permite llenarla de nuevo, siempre y cuando esta no se vacié por completo. Si La Copa regresa a La Suma Sacerdotisa con demasiado liquido, ella puede pasarla a alguien para que la ayude.

Ahora El Sumo Sacerdote toma el plato con los pasteles o comida, se vuelve arrodillar frente a La Suma Sacerdotisa, ella extiende sus manos sobre la bandeja y los bendice diciendo:

“de la semilla al maíz,
Del maíz a la harina,
Y de la harina al pan,
Señor y señora,
Bendecid estos pasteles,
Para que podamos compartir
Vuestra generosidad.”

La Suma Sacerdotisa toma la bandeja en sus manos, la levanta saludando a los Dioses, toma un pastel de ella y se la pasa al Sumo Sacerdote diciendo:

“que nunca tengas hambre, Bendito seáis”

El Sumo Sacerdote coge la bandeja la levanta saludando a los Dioses, toma un pastel y la pasa a alguno de los presentes diciendo:

“que nunca tengas hambre, Bendito seáis”

Así se hará hasta que la bandeja vuelva a las manos de La Suma Sacerdotisa. Si sobran pasteles también se colocaran en el Altar. Esto no significa que no se pueda tomar más pasteles, solo procuren dejar al menos uno como ofrenda a los Dioses.

Nota: los pasteles deben rendir para todos los presentes, debemos ser cuidadosos al tomar una porción que asegure la repartición para todos, si alguien no puede comer, solo alzara la bandeja en honor a los Dioses.

Notes

  1. maiaedhel ha publicado esto